Cómo realizar marketing de contenidos en una tienda de barrio

Hoy te voy a contar algo que no te contado nunca.

"Cova, pues no será porque no nos cuentes historias".

Bordes...

A lo que iba: mi primera incursión en el mundo de los negocios empezó con diez años.

Era 1992 y mi madre decidía que quería emprender. Bueno, desconozco si en esa época existía el término "emprendedor", pero el caso es que ella quería abrió una mercería.

La Covita (de aquella más Covita que ahora) como buena hija de comerciante, recién salía del colegio, me iba derecha a la tienda de mi madre. No era para menos, allí me esperaba allí el bocata de la merienda.

En ese rato, si entraba alguna clienta (y como mi madre no paraba de coser) yo salía a ver que quería la buena señora.

Todavía recuerdo como si fuese hoy la primera venta que hice en mi vida. Fueron unas bragas.

Me pareció mágico que al decir la frase "otras señoras le dicen a mi madre que estas son muy cómodas", Pura (así se llamaba mi primera clienta) no dudase en abrir la cartera.

Ese día, ni el mejor juguete me hubiese hecho estar más emocionada.

"Coooova, qué tal si vas al grano".

Desaborios...

Desde aquellos días, hasta hoy; siempre he tenido una vinculación muy fuerte con la pequeña empresa. Entro en cualquier tienda y me fijo en todo. En cómo atienden, en cómo tienen distribuida la mercancía, en los escaparates...

Y ahora que he dado el salto al mundo online, voy por la calle y pienso: "pues si esa tienda abriese un blog, podría escribir de tal", "pues estos podrían hacer un vídeo de lo otro".

¿Cuánta pequeña empresa habrá que todavía no tenga blog? Demasiada

Click to Tweet

Sí, demasiada.

Todavía hay muchas personas que piensan que el marketing en internet es solo para empresas grandes.

De hecho, si ahora bajase a la carnicería de abajo de mi casa, cogiese al dueño, a Juan, y le preguntase que por qué no se crea una página web...  

Estoy convencida de que me contestaría algo así:

Primera cara de circunstancia con su consiguiente comentario: "Pero Cova, tú de verdad crees que para mí que vendo solo a los vecinos de esta calle, me merece la pena meterme en lo online".

Pasamos de la cara de circunstancia, al ceño fruncido: "Además, seguro que eso cuesta mucho dinero".

Del ceño al aspaviento: "Ufff, eso suena muy complicado. Seguro que no sé hacerlo".

Todas estas objeciones de Juan se podrían resumir en una frase:

Miedo a lo desconocido, miedo a lo nuevo

Pues Juan, hay que sacarse ya todas esas ideas de la cabeza. 

El futuro no es mañana, sino hoy. Además, ni es tan difícil, ni la inversión es tan grande, ni nada de nada.

Así que, te cambio ese cuchillo por un lápiz.

Es que ya dabas algo de miedito.

Marketing de contenidos tienda de barrio

Tiendas de barrio hay muchas: la pescadería, la mercería, el quiosco, librerías, la panadería, las tiendas de ropa...

Y todas serían capaces de sacar beneficios al establecer una estrategia de contenidos con un blog.​ Pero ya que tenemos aquí a Juan, seguiremos con la carnicería como ejemplo.

Hoy no te vas a convertir en un profesional del marketing, ni te vas a tener que aprender un listado de tecnicismos (aunque te recuerdo que te puedes descargar desde aquí el Diccionario Inquieto de Marketing).

Todo lo que vas a ver es como tú, carnicero de profesión, puedes entrar en el mundo online y sacar beneficios de él.​

Y justo con eso empezamos, para que se te vaya haciendo la boca agua:

¿Qué puedes conseguir al crear un blog y generar contenidos?

1. Captar nuevos clientes

2. Más ventas de tus clientes habituales

3. Fidelizar a los que ya son tus clientes

4. Nuevos canales de comunicación para poder hablar con tus clientes

5. La posibilidad de vender tus productos vía online: Si te parece muy engorroso el proceso de envasar la carne no pasa nada.  Pero, qué me dices de vender de vender embutidos. Y por qué no productos complementarios: salsas, especias, aderezos, pan tostado.

6. Ingresos por afiliación: como cualquier carnicería, seguro que vendes carne para hacer una barbacoa. ¿Por qué no crear una sección acerca de la barbacoa en la que muestras los utensilios que necesitan? Como no, con sus correspondientes enlaces de afiliados y así ganas una comisión.

¿No sabes qué es un enlace de afiliado? Pincha aquí

La cara de Juan ha cambiado de circunstancia a duda: "oye, pues lo de vender las salsas no suena mal".

¿Y cómo hago yo mi estrategia de contenidos?

Artículos sobre cómo crear una estrategia de contenidos hay muchísimos en internet. Por eso, lo tocaré solo por encima.

Fases de una estrategia de contenidos:

Situación: quienes somos, de dónde partimos, qué vendemos, competencia...

Objetivos

Definición de nuestro público o buyer persona

Contenidos:

Tipos de contenidos: post, infografías, vídeos, imágenes

Frecuencia de publicación

Difusión

Medir

Situación: ¿Quiénes somos?

Hay que reconocer que los términos marketinianos pueden asustar.

El branding, email marketing, copywriting o buyer persona u otro tipo de palabros, suenan muy lejanos de la vida real de un autónomo normal.

Venga Juan, deja esas salsas y siéntate aquí un segundo. Contéstame a esta pregunta: ¿Cuáles son tus valores como profesional?

"¿No sé?"

Te lo pregunto de otra manera, ¿por qué crees que te compran a ti y no a Lolo? Su carnicería está tan solo a unos metros.

"Hombre, porque mis precios y mi calidad son los mejores".

¿Tú crees que la carne de Lolo es peor que la tuya?

"Ehh, yo no he dicho eso. No lo sé, tampoco será mala me imagino".

¿Y tan grande es la diferencia de precio?

"En ofertas puntuales, a lo mejor. Aunque él también pone las suyas".

Entonces, si la calidad y el precio no son tan dispares:

¿Qué es lo que hace que los clientes vengan?

Piensa en alguna persona que lleve viniendo muchos años.

"A ver, Carmen lleva viniendo desde que abrimos. Su padres ya venían cuando la carnicería la regentaban los míos".

Bien. Piensa en otros.

"La señora Julia también viene de toda la vida. Ella a lo mejor agradece el que nos pidió que le trajésemos una carne especial. Solo la encargo por ella".

"Y Juani, como no puede salir de casa porque está mal de las piernas, pues siempre le subo la bolsa a casa. De la que vamos a comer, nos pilla de paso".

Fíjate en esto Juan: me estás hablando de fidelidad, de qué necesitan tus clientes y de cómo es tu trato con ellos.

Aquí no estamos hablando de precios o de calidad. Bueno, de calidad sí, pero en la atención al cliente.

Todos esos valores son los que te definen como profesional y son importantes también los tenemos que transmitir en tus contenidos.

Este sería un gran paso y en el que habría que ahondar. Ojo, tanto en lo bueno, como en lo mano.

Siéntate en una mesa con papel y boli. Si hay más personas que trabajen contigo, también. Haced una lista con todos los motivos por los que vuestros clientes entran en vuestro establecimiento.

Déjame hacer un inciso 

Objetivos

Quizás, una de las cuestiones más difíciles de asumir para un empresario es que una estrategia de contenidos solo ofrecerá beneficios económicos a medio/largo plazo.

Eso no quiere decir que no vaya a haber ninguna recompensa antes, pero esa es la realidad.

También es importante ser realista y fijarse en lo que de verdad nos importa.

No es nuestro objetivo atraer miles de visitas al blog.

No es nuestro objetivo tener miles de "likes" en la Fan Page.

En un inicio, lo más importante es ver el blog como una manera de recompensar a nuestros clientes. De establecer nuevos canales de comunicación con ellos, de que les conozcas mejor.

Usa tu estrategia de contenidos para que tus clientes tengan otro motivo más para comprarte

Click to Tweet

Como cuando regalas un bote de ketchup porque te han comprado un montón de hamburguesas.

"Bueno, tampoco fue para tanto, estaban a punto de caducar"

Juan, por favor, creo que no es el momento (recalcar que el personaje de Juan no existe. Cualquier parecido con la realidad es fruto de la casualidad.

¿Qué es aportar valor?

Una de las frases más trilladas del mundo del marketing de contenidos es:

"Aporta valor, aporta valor, aporta valor"

Aunque que esté muy trillada no la convierte en menos cierta.​

Marketing de contenidos aportar valor

Vale Cova, genial y eso cómo se hace:​

 ¿Me pongo a lo Braveheart gritando: ¡Libertad!?

¡Bien!, hemos llegado al punto más importante y el que más me gusta a mí.

Empecemos, con lo que NO es aportar valor.

Solo escribo post con las ofertas del día

Solo pongo fotos de los productos

Solo explico que mi carne es la mejor. Pero además, a lo grande, es la mejor porque es la mía.

Un fallo muy habitual en una estrategia de contenidos es que solo piensas en ti

Click to Tweet

Os acordáis de aquel anuncio de colonia: ¡Egoísta! Solo piensas en ti.

Pues aquí ocurre igual: lo más importante son los clientes, ¡no tú!​

No olvides tu primeros objetivos:

Recompensar a tus clientes

Comunicarte mejor con tus clientes

Conocer todavía más a tus clientes

¿Cuál es la base común de los tres?

Los clientes

Creamos contenidos para los clientes, no para nosotros.

"Cova, si subo las ofertas de mis productos es para los clientes. Yo no me voy a comprar a mí mismo. Hasta he pensado en poner un descuento especial a todos los que compren por la web."

Fíjate de nuevo en los objetivos. ¿Hemos mencionado la palabra vender en algún momento?

No. Una estrategia de contenidos se basa en atraer a los clientes sin querer venderles nada. También, por eso, son estrategias de venta a largo plazo.

El marketing de contenidos está dentro de lo que se denomina Inbound Marketing. No te asustes, en este post te explico de una manera muy sencilla lo qué es el Marketing de Atracción.

Dicho eso, amplio lo que he dicho antes:

Creamos contenidos útiles e interesantes para los clientes, no para nosotros.

Llegamos al momento cumbre:

Sabemos que la clave está en el cliente.

Sabemos que no se trata de vender, sino de aportar valor.

Sabemos que aportar valor es ofrecer contenidos útiles e interesantes para los clientes.

¿Y de qué escribo para que sea útil e interesante?

Un contenido útil es el que resuelve dudas o problemas que puedan tener tus clientes.

No me refiero a dónde encontrar la felicidad o el amor de nuestro vida, sino a cuestiones cotidianas que tengan que ver con los productos que nosotros vendemos.

Volvemos a viajar en el tiempo:

Mi madre: "Covi, baja a Juan y que te dé un kilo y medio de carne de ternera para estofar".

La Covita: "Juan, dice mi madre que me des kilo y medio de carne de ternera para estofar".

Juan: "Tengo chamón, ¿lo querrá?"

Covita: "¿?¿?¿?"

Sí, de aquella, yo era pequeña, pero me apuesto algo a que hay muchas otras personas que no saben lo qué es el chamón.

Y ese es el tipo de dudas que tienes que resolver con tus contenidos.

Te doy otro ejemplo, aunque este viene de la mano de un crack, de Víctor Campuzano. Hace un tiempo escribió este post: Un buen ejemplo de Marketing de Contenidos.

Como ves, en el caso que presenta Víctor, Bosch enseña a sus lectores a cómo cambiar la funda del edredón. Decir que ahora uso sábana y manta, pero cuando tenía nórdico odiaba también el momento de cambiar la funda. ¡Víctor cómo no escribiste esto hace años!

Pero a lo que íbamos.

Aporta una solución sencilla a un problema cotidiano. Eso es un ejemplo de gran contenido

Click to Tweet

Por tanto, la primero que debes hacer es detectar problemas o necesidades que tengan tus clientes.

De nuevo, insisto en que el todo gira alrededor del cliente.

Si te fijas en las fases de la estrategia de contenidos, el siguiente punto era el definir a nuestro público objetivo​ o buyer persona.

Este punto consiste en recrear a cómo sería tu cliente ideal: su nombre, su edad, su trabajo, sus problemas, sus preocupaciones...

Si sabes lo que necesita, es más sencillo dárselo, ¿no?

Pero aquí, amigo Juan o todos los que tenéis una tienda, tenéis una gran ventaja: todos los días tenéis a los clientes a vuestra disposición.

¿Qué os preguntan vuestros clientes?

Sí, además, del mítico: "Juan, seguro que esa carne saldrá buena"

Piensa en dudas que te hayan preguntando alguna vez. Cada una, es una idea para una entrada en tu blog. Y sí, te dejo usar en tu blog el post del chamón.

La mejor estrategia para este punto es la más sencilla, habla con tus clientes.

Comunícate con ellos. Pregúntales por los productos, por cómo los cocinan, si ha probado ese otro tipo de carne... Sí o sí saldrán dudas o temas que le interesen.

Y como no, ten siempre una libretita para apuntar todas esas ideas

Pero como quiero convencerte sí o sí de que abras un blog y crees una estrategia de contenidos te voy a dar mi lluvia de ideas (brainstorming) sobre qué podría escribir una carnicería.

¿Qué contenidos puede crear una carnicería para aportar valor a su audiencia? Pincha aquí

¿Cómo buscar ideas para tus contenidos como un pro?

Otra manera de encontrar ideas para tus contenidos es ver que es lo que más se busca o gusta en internet acerca de tu temática.

Para hacer esto solo tienes que conocer un concepto: qué es una palabra clave o keyword.

En su día, ya escribí un artículo dedicado a qué eran las palabras clave y cómo encontrarlas. Todos los métodos de búsqueda que explico te sirven.

Pero de aquella, no expliqué otra herramienta que es interesante. Se trata de Buzzsumo, aunque es de pago, tiene también una versión gratuita.

Buzzumo es muy sencilla de usar. Solo introduces el término sobre el que quieras buscar y te ofrece un listado de los artículos más compartidos en redes sociales.

Te pongo ejemplos:

Marketing de contenidos carnicería
Marketing de contenidos pymes

Cómo escribir mis contenidos

Mucha gente tiene reparo a crear un blog porque aseguran que no saben escribir.

Uno de los primeros artículos que escribí fue justo para acabar con esa excusa:

Pisotea tu miedo a escribir - 7 Pasos para escribir un buen post​

No necesitas ser Cervantes para escribir un buen post. 

Una estrategia de contenidos no se basa en que hagas literatura, sino en que transmitas. En que llegue a tus lectores.

Por eso, aunque tienes el artículo ahí a tu disposición, solo recalcar dos cuestiones:

Sé tú. Ni imites el estilo de otro, ni intentes buscar palabras rimbombantes​. Las personas van a entrar a verte a ti, no o a otro.

Mete una buena estructura o esquema al texto. Lo demás vendrá poco​.

Y si aún así te parece difícil, contrata a un redactor.

¿Qué no conoces a ninguno? ¡Y la que te está escribiendo a qué se dedica mas que a escribir!

Aisshh... que paciencia hay que tener.

Cómo empezar a difundir el blog

Evento de inauguración

Además de la mítica pegatina o carteles que pongas en la tienda, sé más osado: prepara algo especial para el lanzamiento del blog.

Por ejemplo, prepara un pequeño taller de cocina con tu producto estrella e invita a todos tus clientes, vecinos y demás. Haz un vídeo del taller.

A la gente le encantará verse, estarán esperando como locos a que cuelgues el post y el vídeo.

Solo con eso ya has conseguido que tus clientes sepan que tu blog existe.

Busca a otras tiendas o grupos del barrio

La clave para difundir un blog es detectar dónde están tus clientes.

En tu caso lo tienes más fácil...

"¿Y dónde están​?"

¡En tu barrio Juan, en tu barrio!​

Busca los perfiles en redes sociales de otros establecimientos de la zona y deja comentarios. Quizás, hasta existan otros blogs y podáis hacer alguna colaboración.

Prueba a entrevistar a personas interesantes del barrio. No te preocupes que esa persona avisará a todos sus amigos y todos sus amigos tienen redes sociales. 

Redes sociales​

No solo agregues a tus vecinos. Entérate de si existe una asociación de vecinos, el equipo de fútbol del barrio, el centro social, otras asociaciones de otro tipo...

También, puedes agregar a personas relacionadas con tu sector y escribirles​. Seguro que más de una vez comparten tus contenidos con sus contactos.

Pues ya lo tienes, seguro que ahora no lo ves tan difícil.

Y si lo sigues viendo complicado, escríbeme. Estaré encantada de ayudarte.

Sed sinceros, creéis que una estrategia de contenidos puede ser interesante para una tienda de barrio ​

Juan, como te vayas sin darle a compartir, no te vuelvo a comprar ni una mísera salchicha.

¡Será mal bicho!

Artículos relacionados

Opt In Image
LUCHA POR TUS SUEÑOS
Pega una patada a tus miedos, ponte las pilas y construye tu negocio online

La terminología es un rollo. Sí, mogollón de palabrejas que no nos dejan entender la información que necesitamos. Descárgate el Diccionario Inquieto de Marketing y ten a mano todo lo que necesitas.

2 Comments

Cuéntame que te ha parecido

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *