[Mega-guía] 26 Estrategias para aplastar tu porcentaje de rebote

Quizás no lo sepas o quizás te es más sencillo obviarlo, pero tu porcentaje de rebote te está aporreando la puerta. Está deshaciéndose los nudillos para decirte que estás en peligro, que tu amado blog corre un riesgo terrible.

¿Por qué le ignoras?

¿Por qué miras a otro lado?

Google Analytics te está chillando y tú no le escuchas. ¿Por qué? #CovitaDixit

Click to Tweet

Día tras día haces clic en tus estadísticas. Observas las visitas del día anterior, repasas tus métricas preferidas y te marchas.

​Mentira.

​Lo que debería decirte es que si tienes un porcentaje de rebote de más del 80%, y no te preocupa, para qué tienes un blog.

​No solo espero que te hayas puesto más tieso que un palo, sino que estés...

tasa de rebote 3
Photo credit: Joelstuff V4 via Foter.com / CC BY-NC

Prepárate porque ha llegado el gran día.:

Da un puñetazo en la mesa y hunde tu porcentaje de rebote. #CovitaDixit

Click to Tweet

Tabla de Contenidos



Qué es el porcentaje de rebote

No, esa no es la pregunta que debes hacerte.

Vamos a ir un poco más allá:

Por qué tienes un porcentaje de rebote alto​

Porque no gustas a los lectores.

Sencillo de decir, difícil de digerir.

Entiendes ahora porque te decía que no puedes seguir mirando a otro lado.

El porcentaje de rebote medio de un blog es de un 70%.

Para una tienda online un 30%.

En una web corporativa un 20%.

En landings pages o páginas de aterrizaje es otro 20%​

Si tienes un blog y te sitúas en más de un 80%, este artículo debe convertirse en un mantra para ti.

El porcentaje de rebote es el colesterol de tu blog. ¡Redúcelo ya! #CovitaDixit

Click to Tweet

Ahora sí, empecemos por el principio, la definición:

El porcentaje de rebote se atribuye a ese tanto por ciento de lectores que abandonan tu blog antes de 30 segundos o que solo visitan una página o entrada.

He remarcado la segunda parte porque hasta hace muy poco no era consciente de esta circunstancia. Pensaba que solo debía preocuparme del tiempo.

Si es cierto que no entendía como podía tener un porcentaje de rebote de un 68% con una duración media de 02:40 minutos por visita. No cuadraba ¿no?

La solución la encontré en un post de Rubén Alonso hace poco.

Google atribuye un rebote a una persona que entre a tu blog "solo" a leer el nuevo post que has escrito. Es decir, la gran G entiende que si el usuario visita más de una página por sesión, es que la web merece realmente la pena. Y esto se traduce en un mejor posicionamiento web.

Por tanto, nuestro porcentaje de rebote depende de dos factores:

Tiempo de permanencia

Nº de páginas que el lector visita.

En su artículo, Rubén aporta una solución para que tu cifra de porcentaje rebote sea más real.

Se trata de modificar el código de Google Analytics. Así, todos esos fieles seguidores que entran a leer el post correspondiente no serán considerados "rebotados" 😉

No dejes de leer su artículo, está muy bien.

Cómo reducir la tasa de rebote​


1. Diseño:

En Laboratorio Viral cito una estadística de Darek Halpern. Se trata de un estudio acerca de que factores causan confianza o no en una web de salud. El 94% de los lectores mencionaron que el diseño era el principal motivo de desconfianza.

Un buen diseño nos ayuda a incitar a que el lector interactúe con nuestra página y a que la información sea más sencilla de entender.

El diseño es tu escaparate, tu carta de presentación visual.

Imagínate que entras en una tienda y encuentras que todo está sucio y mal colocado.

Resultado: porcentaje de rebote del 100%.


2. No muestres todo nada más llegar

Es muy extraño encontrar blogs que presenten las entradas enteras en la home o página de inicio. No obstante, alguno todavía me he encontrado.

Si usas wordpress, entra en Ajustes de lectura:

reducir porcentaje de rebote


3. Tú conduces, tú diriges

Para ello, usa llamadas a la acción. Haz entender a a tu lector que su vida mejorará si visita esa página que le estás mostrando.

​La llamada a la acción siempre debe ser muy clara y destacarse por encima.

¿Cansado de vestirte siempre igual?

Es normal que te desesperes, tú quieres algo distinto.

Descubre los secretos de nuestro catálogo secreto de ropa:

1. Prendas que no se comercializan en tiendas.

2. Categorías por estilos y tribus urbanas.

3. Todas las prendas son diseñadores noveles

4 . Pops-ups:

Enfúndate el traje de lector y dime si no odias esas ventanitas que aparecen todo el rato mientras leemos un artículo.

No son pocas las veces que leyendo con el móvil o la tablet me salgo de una página por desesperación aguda de pop-ups. Mi porcentaje de rebote es casi del 100%. Como a la primera no lo pueda cerrar, adiós.

Ahora, ponte en plan Superman y rásgate ese traje. Saca las mallas rojas de superblogger:

porcentaje de rebote 2

¿Qué opinas de los pops-ups?

Aunque todos sabemos que son un rollo, también es innegable que ayudan a ganar suscriptores.

Hay que encontrar el equilibrio:

Muchos autores apuntan a disparar los pops-ups pasado un tiempo prudencial. Si el lector ha permanecido en tu página después de ese tiempo, se presupone que hay un interés real por tu contenido. Por tanto, su reacción hacia la ventanita de marras no será tan negativa.

Otra solución sería implantar un pop-up que solo saltase cuando el lector se va a ir. En su blog, Arturo García señala que multiplicó por 6 su lista de suscriptores con este método. El plugin que usó para ello es Ninja PopUps for WordPress


5. El blog es un laberinto

Si tu blog es confuso a la hora de navegar por él tenemos un problema. Es una de las peores cuestiones que te pueden ocurrir. No solo por el porcentaje de rebote, si no porque es muy frustrante para el usuario. Hay muchas posibilidades de que no vuelva.

Ejercicio:

Simula una interacción de usuario con tu blog: finge que eres un lector que acabas de aterrizar:

¿Cómo buscarías un contenido en específico?

¿Es sencillo suscribirse?

¿Es sencillo compartir?

No desafíes la paciencia de tus usuarios y facilita cualquier tipo de interacción. #CovitaDixit

Click to Tweet

Siempre me han parecido muy útiles las secciones "empieza aquí". De hecho, creo que es el sitio ideal para crear distintos perfiles de usuarios y dar una información y experiencia más personalizada.


6. Contenido relacionado:

Al finalizar un post, muestra al lector más informaciones que le puedan interesar. Recuerda que intentamos que interactúe con nuestra web.

Mi theme o plantilla ya lleva incorporada esa opción, pero existen plugin que nos ofrecen esa funcionalidad extra: Jetpack y WordPress related post.

analytics tasa de rebote


7. Enlaces internos:

Más posibilidades de que el lector visite otra página de nuestro web, y por tanto, de que pase más tiempo. También, mejoramos la experiencia de usuario complementando la información.

¿Quieres todavía más?

Mejora el Seo de tu blog​.

El plugin Seo smart links crea enlaces internos por palabras clave. No lo he usado, pero tengo en previsión instalarlo.


8. Enlaces externos en una nueva página:

Un detalle que molesta mucho. Estás leyendo un artículo, pinchas en el enlace y se carga en la misma página. No solo pierdes la referencia de lo que estabas leyendo, sino que es muy molesto tener que estar yendo y viniendo todo el rato.


9. No a los fondos negros:

Para mí es causa de rebote inmediato.

Soy una fanática del color negro, pero jamás para leer en una pantalla. Cuántos minutos habré perdido de mi vida esperando a que dejase de ver franjas rojas. 🙁


10. Espía a tus usuarios

aplastar la tasa de rebote

Los mapas de calor son herramientas que ayudan a identificar el comportamiento de nuestro usuario por medio de sus clics. Como ves en la imagen te muestra en distintos grados en que zonas del blog hay más cliccs. Se entiende que esos lugares son los más atractivos para tu audiencia, por tanto, el mapa nos da pistas sobre dónde colocar los elementos que más nos interesen.

Además, gastarán un rato extra escribiendo.

Sumome ofrece uno de forma gratuita.

¿Sabes lo qué es el eyetracking? Averígualo aquí.

11. Facilita el acceso a la información

Acopla un buscador interno en el blog. En la línea de lo anterior, esta simple acción facilitará la vida a tus lectores. Haz que encuentren toda la información que necesitan de una manera sencilla.


12. Nada de mordazas:

Por favor, los comentarios son parte fundamental de tu blog. Es una de las vías más importantes para comunicarte con tu comunidad.


13. Saca provecho de tus errores

Se denomina página o error 404 a la pantalla que aparece a tu lector cuando intenta encontrar una información que has borrado o está mal enlazada.

Vamos la página que le aparece cuando has metido la pata.

La idea de cambiar la página 404 se la escuché por primera vez a Javier Cordero. No solo pide disculpas al lector, si no que aprovecha la página para hacerle un regalo a modo de disculpa.

Agárrate que vienen curvas. En el artículo afirma que consigue una conversión del 16% (con conversión nos referimos a que le dejaron sus datos).

Google analytics porcentaje de conversión


14. Más landing pages por perfil de usuario

No se trata de crear multitud de landing pages. Piensa en los distintos perfiles de lector que tienes y crea páginas de aterrizaje para cada uno de ellos.

Esto implica también crear llamadas a la acción específicas.


15. Posicionamiento erróneo de una palabra clave:

Nunca se me había ocurrido pensar que posicionar una palabra pudiese perjudicar. En este artículo, el autor explica un caso real donde cuenta como posicionó una palabra de marca sin proponérselo.

Las personas que entraban en esa página por medio de una búsqueda de Google (tráfico orgánico) buscaban una información que no tenía nada que ver con lo que el autor escribía. Click, out y voilá.


16. Incluye material multimedia.

Vídeos: ¿habéis visto mi estreno en youtube?

Imágenes: siempre incluyo alguna frase en las fotos para forzar al lector a que se pare en cada imagen.

Diapositivas: Se recomienda usar slideshare.

Infografías: uno de los contenidos por excelencia

Podcast: uno de mis objetivos para principios de año. Al parecer, en EEUU es un boom. ¿Quién lo hubiese dicho no?

Contenido descargable: Está muy de moda el ofrecer contenidos (pdf) a cambio de una acción social. El plugin para poder hacerlo es Pay with tweet

17. Contenido en pestañas o desplegable:

Yo suelo usar el contenido desplegable. Además de aligerar la cantidad de texto que se presenta en un post, consigues generar curiosidad.

No me digas que no tienes ganas de pinchar y ver que te tengo preparado


18. Fragmentar el contenido de un post:

Me genera dudas en cuanto a cómo lo percibiría el lector.

Por un lado, con esta vía estamos impidiendo que el lector se haga una idea global del post, lo cual puede resultar contraproducente.

Habría que realizar un test para verificar si aumenta o disminuye el porcentaje de rebote con esta acción.

Por el otro, conseguimos que el lector entre en varias entradas de nuestro blog. La verdad es que si funciona puede ser un truco genial para reducir la tasa de rebote.


19. Tiempo de carga:

Somos todos unos ansiosos (a nadie le gusta esperar, incluso a los que llegamos siempre tarde :p).

Hay que optimizar tu blog o tu site para que cargue lo más rápido posible.

Además de ahorrar tiempo a tus visitantes, es un factor que ayuda al SEO. Para verificar la velocidad usa el Page Speed test de Google y el Web Speed test de Pingdom.


20. Theme o plantilla adaptada a móviles y tablets (responsive):

Indispensable. En la época del móvil y las tablets es imprescindible que tu sitio se adapte a todas las pantallas que existen en el mercado. Ahora no recuerdo donde lo leí, pero en un artículo mencionaba que para el 2016 cualquier sitio que no fuese responsive sería penalizado.


21. Haz una entrada inolvidable

Como comenté en "Pisotea tu miedo a escribir" hay distintas vías para conseguir que tu primer párrafo sea un ancla en el cuello de tus visitantes. Ahí van cuatro consejos.

Muestra muy claros los beneficios de tu post

Incita a la curiosidad

Enlaza con contenido de actualidad

Relaciona una experiencia personal con el tema del post. También mejorarás tu branding.


22. Título y objetivo del post claro

Si escribes títulos que enganchen tienes mucho camino recorrido. Ya comentamos que un buen título determina el 80% del éxito de un post.

No quiero ahondar en la idea porque está más que clara. No obstante, si quiero mencionar una cuestión. El título no solo debe generar curiosidad, sino que también debe mostrar lo que el lector va a obtener con la lectura del post.

A veces, en la búsqueda de la originalidad, la idea del título se resiente.

[Cuidado] Con los títulos primero claridad y después creatividad. #CovitaDixit

Click to Tweet

Si la idea no queda clara ya sabes lo que va a ocurrir:

Porcentaje de rebote 100% o peor aún, quizás ni entren.


23. Uso de brigadas anti-incendios

La brigada anti-incendio es la traducción a lo Covita de "bucket brigade". Este término proviene de Brian Dean del blog Backlinko.

Una brigada anti-incendio es una frase breve que incita a la lectura. Suele ir rematada con dos puntos o ser una frase interogativa.

La gracia de esta técnica es localizar los puntos donde tu lector pueda estar aburriéndose y colocar allí a nuestro bomberos. Refrescar puntos calientes.

encoger porcentaje de rebote

Se trata de usar los signos gráficos y las palabras como para indicar que es justo ahí donde hay algo muy importante. Así se recapta el interés.

Mis brigadas solían tener la forma de preguntas (aunque en estos momentos la estoy reduciendo, ya que en exceso puede resultar muy monótono). Voy a empezar a probar otras opciones.

Os traduzco unas opciones que da él.

Aquí la solución:

Ahora:

Te estarás preguntando:

Esto es increíble: o Esto es una locura:

Aquí, lo mejor y lo peor:

Pero, aquí está el revulsivo:

Quieres saber la mejor parte?

¿Cuál es el resultado? (En esta última, Brian Dean habla de bottom line, creo que la manera más aproximada de traducirlo es así. No obstante, conoce una palabra mejor, encantada de incorporarla).


24. El toque mágico de las historias o storytelling

Imagina una noche en el bosque. Todos estáis cenando alrededor de una buena fogata. Alguien se acerca...

Prestaste más atención a la línea anterior. Creo que todos tenemos en el cerebro un "modo historia" en el que el resto del mundo desaparece.

Es la leyenda, el cuento, el mito, la moraleja, la transmisión de la experiencia...

Cuántas veces has oído que ciertas tribus o pueblos de la antigüedad inculcaban sus valores y experiencias con historias.

No te viene a la cabeza la imagen del abuelo en su butaca. Todos sus nietos están en el suelo y le miran expectantes. "Cuéntanos otra vez..."

Ojo, yo amo las historias, pero reconozco que tampoco conviene abusar.


25. Sintetiza la información con puntos

Todos nuestros textos deben ser lo más visuales que podamos.

Recuerda que los usuarios están acostumbrados a escanear información. Desean pensar que podrán absorber toda la información con sus ojos, por eso les atraen los puntos o cualquier señal.

No olvides en analizarte a ti cómo lector

Con los puntos logramos:

El lector a digiere mejor la información.

Creamos sensación de información específica y detallada.

Los usuarios se sienten cómodos.

26. Atrapa al lector con los subtítulos o H2

Este es uno de mis puntos favoritos y se lo debo a un artículo que me impactó mucho de Gary Korisko.

Lo he dejado para el final porque es el punto en el que más me quiero extender.

Korisko afirma que un lector tarda unos 10 segundos en escanear un artículo.

A esto le unimos que para que el porcentaje de rebote no se dispare, debemos conseguir que el lector permanezca más de 30 segundos y dirigirlo a otra página.

La solución:

Los subtítulos.

3 Errores muy comunes con los subtítulos:

1. Usarlos solo como etiquetas:

No les damos importancia debida y ponemos cualquier cosa. También, puede ser el caso que solo los veamos como la oportunidad de meter una palabras clave más grande.

2. El subtítulo confuso:

Se pasa de creativo y no se entiende. Ya lo mencionamos con el título. No queda claro el propósito. Hay que encontrar el equilibrio entre la creatividad y la claridad.​

3. El subtítulo spoiler. En versión Covita: "No vendas todo el pescao antes de tiempo":

Este fue el punto en el que Korisko me enganchó.

La idea es muy sencilla: tendemos a resumir en cada subtítulo todo lo que vas a explicar después.

Por tanto, el lector percibe que solo leyendo los subtítulos ha exprimido todo tu post. Y el escaneo lo hace en diez segundos 😮

Yo misma he cometido este error y lo veo en infinidad de blogs. Me da la sensación de que puede deberse a un hábito de redacción periodístico.

En periodismo se escribe para que el lector capte lo más importante de la noticia solo con el título y el primer párrafo. No nos preocupa el tiempo que la persona gaste leyendo, nuestro objetivo es informar.

Por supuesto, uno de tus objetivos en el blog es enseñar e informar, pero también enganchar al lector.

Además, si conseguimos que el usuario profundice más en nuestro artículo, también nos conocerá más. Tenemos más opciones de fidelizar.

Un ejemplo:

En el artículo de 7 pasos para escribir un buen post puse el siguiente subtítulo:

"¿Llamarías a tu madre cuchufleta?"

Antes de leer el artículo de Korisko hubiese escrito algo así:

Escribe según el perfil de la persona.

La idea hubiese quedado demasiado clara, así que el lector no tendría la necesidad de seguir leyendo. Se iría directo al siguiente punto.

¿Qué debe generar un subtítulo para enganchar al lector?

Curiosidad

Sorpresa

Personalidad

Emoción

¿Quieres saber por qué me impactó tanto el artículo de Korisko? Pincha aquí

Ya tienes las armas para aplastar tu porcentaje de rebote, ahora solo tienes que salir al terreno de combate.

¡Para!

¿No sabes que irte de una entrada de este blog sin compartirla por las redes sociales da cinco años de mal fario?

Comparte que te he puesto unos botones muy grandes y molones para ello.

Un saludo muy fuerte

Artículos relacionados

 

 

Opt In Image
LUCHA POR TUS SUEÑOS
Pega una patada a tus miedos, ponte las pilas y construye tu negocio online

La terminología es un rollo. Sí, mogollón de palabrejas que no nos dejan entender la información que necesitamos. Descárgate el Diccionario Inquieto de Marketing y ten a mano todo lo que necesitas.

8 Comments
  1. Beatriz
    | Responder

Cuéntame que te ha parecido

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *